Pararse sobre la cabeza: no son sólo para yoguis

 

 

 

Pararse sobre la cabeza no son solo para yoguis 1

Si eres como yo, probablemente hayas evitado hacer el pino durante gran parte de tu carrera de entrenamiento simplemente porque pensabas que eran demasiado... bueno... "yoga".

 

(Además, pensé que era una de esas pocas personas que nunca podía hacer el pino porque mis codos eran demasiado raros o algo así. Gran sorpresa, resulta que los estaba haciendo todos mal).

Pero si bien el pino es ciertamente un elemento básico del yoga, también se usa ampliamente en gimnasia y calistenia porque, contrariamente a lo que se podría pensar actualmente, en realidad tiene muchos beneficios fantásticos.

Entonces, ¿por qué hacer el pino?

Estas son sólo algunas de las razones por las que deberías practicar el pino con regularidad:

  • Te acostumbran a estar boca abajo para que puedas hacer el pino todo el día.
  • Desarrollan tu fuerza central para que puedas comenzar a realizar variaciones imaginativas de parada de manos.
  • Fortalecen tu cuello para que puedas realizar otros ejercicios de gimnasia como giros hacia adelante, giros hacia adelante parado de manos, saltos mortales e incluso geniales habilidades de breakdance sin lastimarte.
  • ¡Ellos son divertidos! En serio. Hay algo en estar al revés que saca a relucir el niño interior que todos llevamos dentro.

A continuación le indicamos cómo empezar con ellos:

Comience con el pino

Mire este breve vídeo de demostración para ver la parada de manos en acción:

O, si estás en contra de los videos (como yo), a continuación se detallan los pasos por escrito. Enfréntalos en cualquier nivel en el que te encuentres actualmente hasta que domines la parada de cabeza:

Nota: Todos los ejercicios siguientes se realizan mejor sobre una superficie blanda, como una alfombra, una colchoneta de ejercicios o incluso césped.

Paso 1: trípode

Los trípodes te acostumbrarán a estar de pie boca abajo, además de fortalecer el cuello y el core y trabajar el equilibrio.

Cómo hacerlos:

Coloque las manos y las rodillas sobre una superficie suave con las manos separadas al ancho de los hombros. Baje la cabeza hacia el suelo y luego estire las piernas detrás de usted. Lleve lentamente los pies hacia los codos y luego, uno a la vez, levante las rodillas sobre los codos para mantener el equilibrio sobre la cabeza y las manos. Para desmontar, simplemente baje una rodilla a la vez y bájese del trípode.

¡Asegúrate de apretar tu núcleo y piensa en crear un triángulo de soporte!

Hazlo: realiza hasta 5 series de posiciones de trípode de 60 segundos.

 

Paso 2: Trípode verticalmente

Una vez que se sienta lo suficientemente cómodo con los trípodes, es hora de ponerse erguido.

Cómo hacerlo:

Camine en posición de trípode, concentrándose en su control. Una vez que estés allí, levanta lentamente las piernas con control, apretando los glúteos y manteniendo el core tenso. Las piernas deben apuntar ligeramente hacia adelante o hacia arriba. Para salir de la parada de manos, bájate y saca las piernas. Nails Trends

Nota: Si le resulta especialmente difícil mantener el equilibrio, intente hacerlo primero contra una pared. Pero empieza a acostumbrarte a caer, no es malo. Aprender a caer te quita el miedo a probar nuevos ejercicios, lo cual es muy positivo. Haz lo mejor que puedas para intentar controlar la caída: si sientes que te caes, intenta aterrizar de pie. Si sientes que vas en dirección contraria, intenta caer en un puente.

Hazlo: practica entrar y salir de la parada de manos con control. En última instancia, querrás trabajar hasta 5 series de 60 segundos.

Paso 3: Métete, sube, monta a horcajadas

Una vez que haya aprendido a hacer el pino, es hora de concentrarse en las variaciones más difíciles de hacer el pino inclinándose, levantándose y sentándose a horcajadas.

Doblar hacia arriba: comience con las manos separadas a la altura de los hombros en el suelo y la cabeza apoyada entre ellas. Tus piernas estarán dobladas y tus pies estarán en el suelo. Contrayendo los abdominales, doble lentamente las piernas hacia el pecho y levántelas hacia arriba. Si tienes problemas para empezar, está bien saltar un poco al principio para ganar impulso. Para bajar de la parada de manos, inclínese y regrese a la posición inicial.

Subir: comience con las manos separadas a la altura de los hombros en el suelo y la cabeza apoyada entre ellas. Tus piernas estarán rectas detrás de ti. Contrae tus abdominales, luego mantén las piernas lo más rectas posible y levántalas en el aire. Nuevamente, si necesitas saltar un poco al principio, está bien. Para descender mantén las piernas estiradas y bájalas con el mayor control posible.

Montar a horcajadas: comience con las manos en el suelo separadas al ancho de los hombros y la cabeza apoyada entre ellas. Tus piernas estarán rectas y a horcajadas a cada lado. Contraiga sus abdominales, luego mantenga las piernas lo más rectas posible y levántelas juntas hasta una posición a horcajadas para que terminen juntas y rectas en la posición de parada de cabeza más alta. Para bajarlas, regrésalas a la posición inicial manteniendo las piernas lo más rectas posible en todo el tiempo.

Hazlo: practica hacer el pino usando todas estas variaciones. Si necesitas saltar un poco ahora, trabaja en tu control para que eventualmente puedas adoptar la postura sin tener que saltar.

Ah, y un consejo más: si no has entrenado mucho la cabeza en el pasado, al principio te dolerá el cuello y no te sorprendas si te duele al día siguiente. Esto es completamente normal y no te preocupes, se volverá más fuerte sorprendentemente rápido.

¡Trabaja constantemente y te convertirás en un maestro del pino!

Suscríbase al boletín informativo Movement + Mindset Mastery de Krista para recibir su libro electrónico GRATUITO, 5 claves para desarrollar la aptitud física y mental. También recibirás contenido semanal sobre fitness físico y mental que te ayudará a tener energía para la próxima semana.






Tal vez te puede interesar:

  1. 100 formas de mantenerse activo al aire libre este verano
  2. La forma más fácil de superar un entrenamiento duro
  3. 10 formas prácticas de motivarte para entrenar
  4. Snacks saludables para llevar contigo a todas partes

Pararse sobre la cabeza: no son sólo para yoguis

Comience con el pinoPaso 1: trípodePaso 2: Trípode verticalmentePaso 3: Métete, sube, monta a horcajadasTal vez te puede interesar:

wfitzone

es

https://bacterianutritiva.es/static/images/wfitzone-pararse-sobre-la-cabeza-no-son-solo-para-yoguis-3714-0.jpg

2024-05-18

 

Pararse sobre la cabeza no son solo para yoguis 1
Pararse sobre la cabeza no son solo para yoguis 1

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences