comprar sano y barato

¿Es realmente más caro comer de forma saludable?

¿Es realmente más caro comer de forma saludable?

¡Buenas!

Llevaba ya bastante tiempo sin subir artículo al blog, el motivo principal es que he tenido muchísimo trabajo con las asesorías y además estoy preparando el lanzamiento del primer eBook, pronto habrá más noticias sobre el :).

Me he decidido a escribir sobre si realmente es más caro alimentarse de forma saludable porque veo mucha gente excusándose en que una alimentación saludable es muchísimo más cara, y por ello no dan el paso.

Es cierto que hay alimentos saludables que son caros, pero no nos engañemos, hay alimentos procesados que no son nada recomendables para tu salud que también son muy caros, y no son pocos.

En el artículo te voy a trasmitir mi punto de vista, por qué no es una cuestión de dinero, y un ejemplo de mi menú semanal con consejos para que puedas ahorrar algo.

No es cuestión de dinero, es cuestión de salud

farmacia saludable

"El hombre pierde la salud para ganar dinero, y pierde el dinero para recuperar su salud."

El papel de la nutrición en la salud es demasiado grande, no permitimos que nuestra salud se exprese de forma óptima porque comemos muy mal (entre otras cosas).

Mi pregunta es muy simple: ¿Qué precio tiene tu
salud?

En mi opinión nos debemos a nosotros mismos seguir un estilo de alimentación saludable, y aunque realmente fuese mucho más caro, sigue siendo una prioridad.

Es dinero invertido en salud, literalmente estamos ganando tiempo de vida. 

Además, hay que tener en cuenta que en un futuro te ahorrarás disgustos en médicos y dinero en fármacos, fármacos que necesitarás porque la medicina tendrá que parchar los pinchazos que una mala nutrición ha provocado durante toda tu vida.

Pero bueno, vamos a lo que interesa.

¿Es más caro comer de forma saludable?

Seguir una alimentación saludable es una prioridad para la reducción de enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer (estudio).

Esto es crucial para poblaciones socioeconómicamente desfavorecidas, que siguen dietas menos saludables y presentan un mayor riesgo de mortalidad que los grupos socioeconómicos más altos (estudio, estudio, fuente).

Esto, junto con más factores como la disponibilidad y la aceptabilidad cultural de los alimentos saludables plantean enormes obstáculos para que la población general pueda adherirse a un estilo de alimentación saludable.

Y uno de los obstáculos a los que más referencia se suele hacer es el precio o coste de los alimentos, la creencia común es que una alimentación saludable es mucho más cara.

Pero, ¿Es realmente más caro seguir una dieta saludable?

Difícil dar una respuesta concreta, casi imposible.

En muchos estudios se ha comparado el coste entre una dieta saludable y una dieta basada en alimentos procesados o en alimentos considerados "no saludables" (estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio).

Los resultados de los estudios son muy dispares, por lo que no se puede sacar una conclusión concreta, debido principalmente a 3 factores que pueden alterar los resultados:

1. Comparación de los alimentos: La mayoría de estudios comparan la versión saludable vs la versión "no saludable" de un mismo alimento, como por ejemplo en el caso de los cereales.

En cambio, en otros estudios se comparan distintos patrones dietéticos, existiendo una gran diferencia en los alimentos que conforman dichos patrones, por lo que los resultados varían muchísimo.

2. Definición de lo que es un alimento saludable: Hay que tener en cuenta que el precio puede variar en función de cómo se define lo que es realmente un alimento saludable en dicho estudio, dichas definiciones van desde las basadas en nutrientes concretos (ej.: contenido de azúcar o grasa en un alimento) hasta aquellas basadas en diferentes grupos de alimentos o incluso patrones dietéticos más complejos.

3. Intensidad de la comparación: No es lo mismo comparar una comida rápida de una cadena como Burger King con una comida casera más saludable hecha en casa a por ejemplo comparar la leche entera con la leche desnatada.

Finalmente, y a mayores de estos 3 factores que pueden alterar los resultados hay que tener en cuenta la unidad de comparación (independientemente de lo que se esté comparando), por ejemplo, por porción, por calorías, o por días, etc...

Concretamente, las diferencias de precios al utilizar las calorías como unidad de comparación pueden verse limitadas por la causalidad inversa, ya que los alimentos saludables como frutas y verduras suelen tener menos calorías, y la evaluación de precios por porción puede alterar las conclusiones. 

De hecho, este estudio se titula: "Are Healthy Foods Really More Expensive? It Depends On How You Measure The Price".

La conclusión del artículo es que seguir una dieta saludable es más barato que seguir una dieta basada en alimentos "no saludables" salvo cuando utilizan las calorías como unidad de comparación (en el estudio definen los alimentos no saludables como alimentos altos en grasa saturada, azúcar añadido, sodio o que no contribuyen a cumplir con las recomendaciones dietéticas).

En definitiva, y en mi opinión seguir un estilo de alimentación saludable no tiene por qué ser necesariamente más caro (estudio, estudio), pero sí que es cierto que hay que prestar atención y saber qué comprar. 

Mi menú semanal y consejos para ahorrar haciendo la compra

La base de tu alimentación debe estar formada por verduras y frutas, y son precisamente estos grupos de alimentos los más recomendables, aportan una gran cantidad de nutrientes y son muy asequibles.

Mi recomendación es que evites los supermercados y vayas a una verdulería de tu barro, más fresco, más barato y acabarás llevándote algún regalo.

compra saludable barata

En esta foto puedes ver lo que compré en un momento de emergencia por 9,40€.

Un cuarto de sandía, 1kg de brócoli que además estaba bastante caro, 8 plátanos, 5 manzanas, 2 calabacines, 1 pimiento, 1 cebolla y una cabeza de ajo.

Bastante bien, ¿No?

menú semanal saludable barato

Mi menú semanal incluye huevos, patata, legumbres, copos de avena, arroz, kéfir, queso fresco desnatado, mantequilla, chocolate negro, cacao desgrasado, nueces y almendras, atún, etc...

El precio de la compra que ves en la foto no supero los 35€.

Si tu objetivo es tratar de ahorrar lo máximo posible en la compra mi consejo es que reduzcas el consumo de carne y pescado, que son los grupos de alimentos más caros (estudio) e intentes aumentar el consumo de verduras y frutas junto con algunos hidratos de carbono saludables como las legumbres.

Deja un comentario

Significado de emojis

Send this link to google