50 maneras de patear traseros al hacer ejercicio

 

 

 

¿Tus entrenamientos no se sienten tan bien últimamente?

No se preocupe: todos necesitamos un poco de motivación adicional en ocasiones para impulsarnos a trabajar más duro y con mayor frecuencia.

Tienes que ser dueño de tus entrenamientos. Aplastarlos. Trabaja más duro de lo que jamás creíste posible y dales todo. Sólo entonces progresarás como atleta y como persona.

Y esta lista puede ayudarte a conseguirlo, así que revísala, elige los consejos que más te interesen y luego ¡ponte a prueba con tus entrenamientos (y con tu vida)!

Cómo patear traseros haciendo ejercicio (sin ningún orden en particular):

1. Supere sus límites con regularidad. Si no colapsas en la derrota con regularidad, no estás esforzándote lo suficiente. Entrenar duro.

 

2. Ten un mantra. Los mantras ayudan a engañar a tu cerebro haciéndole creer que algo es verdad y pueden ayudarte incluso en los entrenamientos más duros.

3. Prepárate. Si bien el entrenamiento con peso corporal es increíble, algunos equipos, como una cuerda para saltar y una pesa rusa, pueden llevar tu entrenamiento al siguiente nivel.

4. Domine (o al menos intente) la flexión hacia arriba. Inclúyelo en tus entrenamientos y te sentirás más fuerte, más coordinado y más rudo que nunca.

5. Preséntese pase lo que pase. No importa si estás enfermo, con resaca, cansado o simplemente demasiado estresado, la clave para ser excelente en tus entrenamientos es estar siempre presente.

6. Tome fotografías a lo largo de su viaje de fitness. No hay nada más motivador que ver el progreso visual que has logrado en tus entrenamientos. Hágalo con frecuencia y escóndalos en algún lugar donde nadie más pueda verlos si eso lo hace menos embarazoso.

7. Los columpios con pesas rusas son tus amigos. Hazlos con frecuencia. Obtendrá todos los beneficios cardiovasculares, de fuerza y ​​de coordinación que los acompañan.

8. Rollo de espuma con regularidad. El rodillo de espuma puede aumentar la movilidad, hacerte más flexible y provocar menos lesiones. No hay absolutamente nada malo en el uso del rodillo de espuma. Así que hazlo.

9. Estírate tanto como puedas. Sí, es un poco aburrido. Pero el estiramiento puede tener algunos beneficios importantes, incluido mantenerte flexible y libre de lesiones para que puedas patear traseros durante tus entrenamientos.

10. Intenta aplastar tus entrenamientos cada vez. Por todo lo alto. No te reprimas. Puedes hacerlo.

11. Aprenda a reconocer los signos del sobreentrenamiento. Sí, existe el hecho de hacer demasiado ejercicio y puede provocar lesiones, enfermedades y falta de motivación. Aprende a reconocer las señales que tu cuerpo intenta decirte y cuídate siempre.

12. Practica nuevas habilidades. Nunca alcanzarás tu potencial como atleta a menos que te esfuerces por aprender constantemente nuevas habilidades y ejercicios. Así que elige algo que quieras aprender, ya sea una parada de manos, un giro frontal o incluso un levantamiento muscular, y trabaja en el desarrollo de las habilidades que necesitas para hacer el ejercicio.

 

13. Practique el pino con frecuencia. Hacer el pino no sólo es excelente para el equilibrio y la fuerza del tronco y la parte superior del cuerpo, sino que también es divertido y sin duda te hará sentir como un niño nuevamente. Hazlos al menos una vez al día contra una pared, hasta que queden libres de paredes.

14. No te dejes intimidar por las armas. Ahh, sí, la sentadilla con una sola pierna: el ejercicio que la mayoría de la gente supone que no puede hacer, por lo que ni siquiera lo intenta. Trabaja hasta alcanzar las pistolas completas agarrándote primero de una pared o de una silla y bajándote lo más que puedas con una pierna. Sigue trabajando en ello y pronto obtendrás el equilibrio y la fuerza que necesitas para realizarlas sin aferrarte a nada.

15. Registra siempre tus repeticiones y tiempos. ¿Quiere saber cuánto progreso le está aportando su arduo trabajo? No hay mejor manera de hacerlo que realizar un seguimiento de tus repeticiones y tiempos de tus entrenamientos. Entonces, ya sea que los dejes en la sección de comentarios, tengas un diario de ejercicios en papel o simplemente un documento en tu computadora, no te saltes este paso o te arriesgues a perder la motivación.

16. Encuentra una comunidad y motiva a otros deportistas. Todo el mundo necesita un poco de motivación de los demás. Encuentra una comunidad de personas con objetivos similares, ya sea un foro en línea o una reunión física, y motiva muchísimo a todos los presentes. Seguramente obtendrás mucha motivación a cambio.

17. Consigue una cuerda para saltar. En serio. Las cuerdas para saltar son una de las formas más baratas y portátiles de equipo de entrenamiento. Realmente no tienes excusa para no tener uno.

18. Haz tus entrenamientos al aire libre. Hacer ejercicio no significa que tengas que estar atrapado en un gimnasio mal ventilado o en una pequeña habitación de hotel todo el tiempo. Hacer ejercicio al aire libre puede hacer que te sientas con más energía, inspiración e incluso más feliz. Así que busca un parque cercano y síguelo.

19. Alimenta tu cuerpo. No puedes esperar tener un entrenamiento increíble si no alimentas tu cuerpo adecuadamente. Así que come verduras, proteínas, frutas y grasas saludables y tu cuerpo te recompensará con un entrenamiento increíble.

20. Haz dominadas con frecuencia. No hay mejor ejercicio que las dominadas para desarrollar la fuerza de la parte superior del cuerpo y la confianza general. Si aún no puedes hacer las completas, no te preocupes: hay muchas opciones escalables que puedes probar primero.

21. Intenta llevar tu pecho al suelo con flexiones. No, los codos a 90 grados no cuentan. Baja hasta el fondo. Ponte de rodillas si es necesario.

22. Flexiones de roca. Hazlos mucho. Pruebe todos los tipos diferentes: regular, reptil, bombardero en picado, elevado... hay muchos divertidos. ¡Y puedes hacerlos en cualquier lugar (así que no hay excusas, verdad?)!

23. Calienta antes de entrenar duro. No es necesario que sea un calentamiento prolongado: bastará con entre 2 y 5 minutos. Aumente su ritmo cardíaco y sienta que se calienta un poco, y estará listo.

 

24. No evites los entrenamientos que no te gustan. Deja de saltarte entrenamientos sólo porque no te gusta el entrenamiento del día. Nunca mejorarás de esta manera.

25. Haz ejercicio pase lo que pase. ¿Enfermo? ¿Cansado? ¿Resaca? Sudar puede ayudar a reducir los síntomas. NO HAY EXCUSAS.

26. Entrena tus debilidades. Si no se te dan bien las dominadas, el pino, los burpees, las pistolas, las flexiones, etc., has encontrado el ejercicio en el que necesitas concentrarte. Entrena tus debilidades 3 o 4 veces por semana y observa cómo mejoras mágicamente. Blog de divulgación científica

27. Haz sentadillas con frecuencia. Sentadillas con aire, sentadillas con sacos de arena, sentadillas con pesas rusas, sentadillas pesadas. Hazlos todos. No hay mejor ejercicio para desarrollar una mayor fuerza en la parte inferior del cuerpo.

28. Tómate el tiempo para recuperarte. El tiempo de recuperación es tan importante como el tiempo de entrenamiento. Dale a tu cuerpo descanso y nutrición adecuados y no sufrirás lesiones.

29. Obtenga responsabilidad si la necesita. No todo el mundo puede motivarse para hacer ejercicio solo de forma regular. Si sabes que eres tú, encuentra una manera de rendir cuentas que funcione para ti.

30. Salta mucho. ¿Quieres entrenar como un atleta? Saltar. Además de lo divertido que es, saltar te ayudará a desarrollar fuerza y ​​coordinación. Y como beneficio adicional, saltar también quema un montón de calorías.

31. Come mucha proteína. La proteína te mantendrá delgado, alimentará tus músculos y te mantendrá lleno. Trate de consumir alrededor de 1 gramo de proteína por libra de peso corporal al día.

32. Intenta superar tus propias repeticiones y tiempos. La única manera de evitar llegar a un punto muerto es seguir superando sus propios límites. Sé trabajar duro, siempre.

33. Tómate al menos un día de descanso a la semana. Esto es crucial para la recuperación (y la mayoría de las personas necesitan más). Aún puedes hacer algo activo ese día, pero nada de entrenamiento duro y loco.

34. Combina entrenamientos tabata con tus entrenamientos habituales. Sólo se necesitan cuatro minutos de entrenamiento tabata para acelerar el metabolismo, quemar calorías y aumentar los niveles de resistencia. Intente hacer un entrenamiento tabata por la mañana si hace ejercicio por la noche (o viceversa) o en un día libre.

35. Acepta los saltos al cajón. Luce como un tipo rudo mientras desarrollas fuerza, equilibrio y derrites grasa.

36. Busque motivación en otra parte cuando la necesite. Todos tenemos esos momentos en los que nos sentimos poco motivados para hacer ejercicio. Lee, mira o escucha algo inspirador y te sentirás animado antes de que te des cuenta.

37. Entrena como un deportista. Los grandes atletas no se centran únicamente en su apariencia, y tú tampoco deberías hacerlo. Trabaja duro como lo haría un atleta y las miradas seguirán.

38. No creas que sólo porque no puedas hacer algo ahora, nunca podrás hacerlo. Hace unos años ni siquiera podía hacer una flexión. Trabaja duro y tendrás éxito.

 

39. Empieza a sentirte afortunado de poder hacer ejercicio. No todo el mundo puede simplemente levantarse y salir a correr. Así que deja de quejarte de tener que hacer ejercicio y empieza a sentirte agradecido de poder hacerlo.

40. Entrena todo tu cuerpo. A menos que seas culturista, no es necesario que te concentres en un "día de brazos" o un "día de piernas". Trabaja tu cuerpo como se supone que debe usarse: como un todo.

41. Haz burpees. Montones, montones de burpees. Los burpees no sólo queman un montón de calorías, sino que son excelentes para el acondicionamiento y desarrollarán fuerza. ¡Lo mejor de todo es que son 100% portátiles!

42. Desayuna todos los días. No me importa si no tienes hambre por la mañana (pero si no la tienes, no te entiendo), necesitas comer para prepararte para el día. Tiendo a apuntar a 30 gramos de proteína dentro de la primera media hora después de despertarme (gracias a la recomendación 4-Hour Body de Tim Ferris), que puedes obtener fácilmente de comidas como panqueques proteicos e incluso un batido.

43. Ponte a sudar. Hacer ejercicio no es un concurso de belleza. Nunca debes lucir bien al final de un entrenamiento; en cambio, debes estar empapado de sudor, con la cara roja y jadeando. Si no, no estás trabajando lo suficiente.

44. Adopte (y sobresalga en) ejercicios de peso corporal. Son portátiles. Son increíbles. No te dan absolutamente ninguna excusa para no hacer ejercicio.

45. Haz ejercicio incluso cuando viajas. No importa si estás en una pequeña habitación de hotel o en el sótano de tus padres, puedes hacer ejercicio incluso cuando estás de viaje. Elija la aplicación 12 Minute Athlete si necesita algunas ideas para entrenamientos fáciles de viajar.

46. ​​​​Sea coherente. La constancia te ayuda a generar impulso, lo que a su vez te motiva más para hacer ejercicio. Incluya su entrenamiento en su horario, configure un recordatorio en su teléfono y haga lo que sea necesario para mantener un horario de entrenamiento constante.

47. Haz entrenamientos más cortos (pero más intensos). Los entrenamientos HIIT más cortos no solo son más eficientes que los entrenamientos más largos, queman más calorías en menos tiempo, sino que también te dan menos excusa para no hacer ejercicio. Porque todo el mundo tiene 12 minutos extra en su día.

48. Recuerda el por qué. ¿Por qué haces ejercicio? ¿Para lucir mejor? ¿Sentirse mejor? ¿Vuélvete más fuerte? ¿Mantenerse saludable hasta la vejez? Cuando no te sientas entusiasmado por hacer ejercicio, recuerda esto.

49. Deja de poner excusas. Si es importante para ti, encontrarás la manera. Si no, encontrarás una excusa.

50. Nunca te rindas. No importa qué. Supera el dolor, la duda, la sensación de que es imposible. Cree en ti mismo y al final triunfarás.

Ahora ve a patear traseros y haz ejercicio como si nada pudiera detenerte. Vas a rockear con esto.

Suscríbase al boletín informativo Movement + Mindset Mastery de Krista para obtener su libro electrónico GRATUITO, 5 claves para desarrollar la aptitud física y mental. También recibirás contenido semanal relacionado con el fitness físico y mental para ayudarte a estar motivado para la próxima semana.






Tal vez te puede interesar:

  1. 100 formas de mantenerse activo al aire libre este verano
  2. La forma más fácil de superar un entrenamiento duro
  3. 10 formas prácticas de motivarte para entrenar
  4. Snacks saludables para llevar contigo a todas partes

50 maneras de patear traseros al hacer ejercicio

50 maneras de patear traseros al hacer ejercicio

No se preocupe: todos necesitamos un poco de motivación adicional en ocasiones para impulsarnos a trabajar más duro y con mayor frecuencia. ¿Tus entrenamien

wfitzone

es

https://bacterianutritiva.es/static/images/wfitzone-50-maneras-de-patear-traseros-al-hacer-ejercicio-3680-0.jpg

2024-05-18

 

50 maneras de patear traseros al hacer ejercicio
50 maneras de patear traseros al hacer ejercicio

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente